Ikos Tech: La tecnología de precisión que acaba con los quebraderos de cabeza de la eficiencia hídrica.

Emprendedores y Grupo Cooperativo Cajamar quieren poner en valor la innovación agroalimentaria y para ello han seleccionado una veintena de proyectos españoles con mucho potencial en esa dirección.

En Ikos Tech han desarrollado una tecnología que, más allá de la predicción, evita la toma decisiones. Le dice al agricultor el momento preciso en el que tiene que regar y la cantidad de agua que necesita. Ganan así, no solo en eficiencia hídrica sino que también ahorran en el uso de fertilizantes y el consumo energético.

Saben que su producto es bueno y que la empresa tiene una gran proyección. Se basan en la calidad de la tecnología que han desarrollado; en el imparable ascenso en el precio de la luz; en el progresivo encarecimiento de los productos fitosanitarios y en la escasez del agua, un bien primordial para el campo. 

Todo ello lo solucionan en Ikos Tech con un hardware que monitoriza los cultivos y un software que le dice al agricultor cuándo ha llegado el momento de regar y el agua que necesita. Y, ya puestos, ¿por qué no activar el riego en el momento preciso sin necesidad de que intervenga el agricultor?

Ikos Controller es el nombre con el que han bautizado el hardware. Se trata de una herramienta creada para los profesionales de la agricultura que no precisa conexión a la red eléctrica puesto que funciona con batería y placa solar y que, conectado a distintos sensores de IoT (Internet de las Cosas), recoge y almacena en la nube toda la información relativa al control de los cultivos. El dispositivo de medición se conecta directamente con tus cultivos ayudando a tomar las mejores decisiones.

El software se llama Raindrop. En él va implícito su algoritmo de Inteligencia Artificial combinado con big data, el cual permite al agricultor calcular las necesidades hídricas de cada cultivo, así como los rangos de trabajo del suelo, en función de la etapa de demanda hídrica con tan solo pulsar un botón. El algoritmo recalcula cada 21 días, una vez detectadas variaciones en la estructura del suelo, al objeto de precisar sus recomendaciones de cuándo regar y cuánta agua aplicar.

Por último, Ikos Cloud es el nombre del servidor donde almacenan los datos enviados por cada equipo. Este permite, junto a la plataforma web de Ikos, visualizar y gestionar los datos de cada controlador. A los agricultores suscritos se les proporciona un código QR que le da acceso a su cuenta personal.

Puedes leer la noticia al completo en el siguiente enlace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación de la Comunidad Valenciana.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad